Safaris a Pie

La filosofía de los safaris a pie, cierta para los caminantes de todo el mundo, fue y sigue siendo simple y brillante: caminar por la naturaleza, a un ritmo mucho más adecuado para el proceso de descubrimiento, reduciendo casi por completo la brecha entre observador y observado, convirtiéndote en un animal entre animales.

Los safaris a pie fueron la forma de safari original y siguen siendo la forma más pura. Lejos de la comodidad de tu 4×4, tus sentidos se despiertan repentinamente a medida que la sabana se vuelve más “real”. Encontrar a los animales como participantes en su mundo puede ser mucho más gratificante que simplemente observar.

Aunque casi todos los campamentos y lodges en reservas y concesiones privadas, que no están restringidos por los reglamentos de los parques nacionales donde los safaris a pie no están permitidos, los safaris de los que hablamos son en los que ver la naturaleza a pie es tu objetivo principal. Con este objetivo, hay dos tipos diferentes: uno que opera desde una base única y otro en el que te desplazas por la sabana de A a B, con paradas intermedias.

Dónde Hacer Safaris a Pie

South Luangwa en Zambia es hogar de ambos estilos, así como el delta del Okavango de Botswana, donde existen programas diseñados para capturar el espíritu del safari a pie y sus conocimientos durante experiencias inteligentes, emocionantes y genuinamente transformadoras. Oportunidades similares existen en todos los países de nuestra cartera, mientras que expediciones de fly-camping estupendamente pensadas y organizadas comienzan a aparecer en casi todas partes.

Zambia es la cuna de los safaris a pie, durante la segunda mitad del siglo XX aventureros como Robin Pope y Norman Carr ayudaron a resucitar un estilo de viaje que los vehículos a motor habían usurpado.

enkosi-africa-safari-tanzania-ruaha-asilia-Ruaha-National-Park-Walking-Safari-Paul-Joynson-HIcks-MR

En qué Consiste un Safari a Pie

A pie tienes la oportunidad de aprender, el entorno que te rodea cobra vida con el intenso aroma de la salvia salvaje, tienes tiempo para que el guía te explique con detalle las propiedades medicinales de las plantas y los árboles y la adrenalina fluye por las venas cuando rastreas un elefante a pie, a contraviento, moviéndote con la manada.

Rastreando huellas identificarás a los animales y sus movimientos que han hecho durante la noche. A nivel del suelo, las criaturas más pequeñas toman protagonismo, desde el escarabajo pelotero a la termina, que están intrínsecamente relacionados y juegan un papel vital en el ecosistema de la sabana.

enkosi-africa-safari-namibia-etosha-little-ongava-walking-safari

Los safaris a pie pueden ser desde solo para una pareja, para una familia o grupo de amigos, con total exclusividad, con vuestro propio guía privado y vehículos de soporte y personal, a una salida organizada que incluye a otros viajeros. Las distancias recorridas tienden a ser bastante cortas – entre 6 y 10 kilómetros al día – y el ritmo de la caminata normalmente lo dictan los más lentos del grupo, la temperatura y el terreno a cubrir. Por lo general, caminarás de dos a cuatro horas por la mañana temprano y te relajarás durante las horas más calurosas del día, con la oportunidad de dar un paseo o seguir avanzando por la tarde si lo deseas. Al anochecer, sentados alrededor de un fuego podrás mirar el cielo estrellado con la certeza de que muy pocas personas han vivido África como tú en ese momento.

Nada es equiparable a la emoción y la adrenalina de hacer un safari a pie y explorar la naturaleza y los animales de la sabana. Lo recomendamos siempre, como un safari independiente o como parte de un safari normal con vehículo.

enkosi-africa-safari-namibia-damaraland-desert-rhino-camp-wildernes-walking